Dale E. Anstine | Personal Injury Attorneys

Productos peligrosos y defectuosos

Campos del Derecho

Todos los días se encuentra con una variedad de productos desde el momento en que se levanta de la cama hasta que se va a dormir por la noche. Lo más probable es que estos productos que usa, desde electrodomésticos comunes hasta medicamentos recetados de venta libre, sean seguros para usar según las indicaciones. Como consumidor, tiene derecho a suponer que estos productos son seguros, y los fabricantes tienen la obligación de garantizar que sus productos cumplan con los requisitos de seguridad. Cuando alguien resulta herido o lesionado como resultado de un producto peligroso o defectuoso, los responsables de poner el producto en las manos del público, incluido el fabricante o el minorista, pueden ser los culpables. Esto se llama responsabilidad debida a productos defectuosos, un ámbito de la ley de lesiones personales.

 

Tipos comunes de casos de responsabilidad debida a productos defectuosos

La ley de responsabilidad debida a productos defectuosos puede aplicarse a lesiones relacionadas con una variedad de productos defectuosos o peligrosos como dispositivos médicos, productos alimenticios, medicamentos recetados y de venta libre, juguetes, piezas de automóviles y electrodomésticos, así como la exposición a productos químicos tóxicos como asbesto y pesticidas. Las lesiones suelen dividirse en tres categorías para los casos de responsabilidad debida a productos defectuosos.

    1. Defectos de fabricación
      Los defectos de fabricación ocurren debido a algún error o descuido cuando se fabrica o ensambla el producto. El producto en sí está diseñado correctamente; sin embargo, hubo un error cuando el producto fue fabricado, lo que produjo un defecto que puede ocasionar lesiones. El producto defectuoso puede ser diferente de otros productos del mismo diseño. Por lo general, la causa del defecto implica una mano de obra deficiente. Los ejemplos pueden incluir adhesivos o sujetadores mal aplicados; partes que están rajadas o rotas; o incluso la utilización de un material equivocado.
    2. Defectos de diseño
      Los defectos de diseño en la responsabilidad debida a productos defectuosos se producen cuando toda la línea de productos se fabricó y se distribuyó al público a pesar de que el producto se fabricó según las especificaciones de diseño. En otras palabras, el producto se diseñó mal y podría causar daños al consumidor. Estos problemas se ven a menudo en las noticias en las que se anuncian retiros de líneas completas de productos que son peligrosos o representan un riesgo para el consumidor: autos con bolsas de aire o frenos defectuosos; juguetes que contienen piezas filosas o peligrosas; o incluso botellas de medicamentos con tapas que no son a prueba de niños. Estos defectos de diseño podrían causar daños al consumidor, y los fabricantes pueden ser responsables de compensar a los consumidores que resulten lesionados. Los defectos de diseño a menudo son un descuido del fabricante que da como resultado un producto peligroso.
    3. Advertencias o instrucciones inadecuadas
      Los consumidores tienen derecho a comprender cualquier daño potencial que pueda ocurrir si un producto se usa indebidamente o si existen peligros inherentes a un producto, incluso si se usa según las instrucciones. Las reclamaciones de responsabilidad debida a productos defectuosos en esta categoría generalmente involucran un producto que no es peligroso de manera obvia para el usuario o requiere que el usuario tome precauciones adicionales, incluso durante el uso normal. En ocasiones, estos también se denominan «defectos de comercialización». Los fabricantes no necesitan advertir de todos los riesgos ya que algunos riesgos son «claros y obvios». Por ejemplo, si alguien se lesiona con un cuchillo mientras trata de quitarse una astilla, el fabricante puede afirmar que el riesgo asociado con esa acción fue «claro y obvio» para el consumidor, y puede que un esté de acuerdo en que el fabricante no fue responsable de la lesión.

Comuníquese con nosotros hoy

Si usted o un ser querido se lesiona, ya sea debido a un producto peligroso o defectuoso, o tiene una lesión causada por otros medios, obtenga la ayuda de un abogado con experiencia en lesiones personales para proteger sus derechos. Comuníquese con Dale E. Anstine hoy para obtener más información. Con oficinas en York y Gettysburg, nuestro equipo se enorgullece de proteger a las personas que sufren daños en toda la comunidad de Central Pennsylvania. Las consultas siempre son gratuitas, estamos disponibles las 24 horas, los 7 días de la semana, y no cobramos honorarios a menos que ganemos para usted.